Excursión a la presa de Tibi


La excursión  empieza para mí en Alicante. El autobús viene de Benidorm. Tenemos que volver a San Juan para coger a un senderista que había dejado en el camino.

 

Cuando pasamos por Xixona vemos todas las empresas turroneras. Ahora está a contrarreloj para sacar la producción para Navidades. Se ven las nuevas instalaciones de 1880 y el lobo. El autobús coge  el centro del pueblo. Tiene que parar pues se le ha calado. Coge fuerza. Se pasa un semáforo en rojo. Luego me dicen que fueron dos. Parece que le falta práctica. Hubo gente que se asustó.

 

Cundo paramos ya pasado Xixona empezamos la marcha. Al fondo se divisa el mar. Al llegar al pantano de tibi Paco nos dice que esperemos. Ha llovido mucho y el agua se sale por encima.

 

Tengo entendido que la presa de Tibi fue una de las primeras de Europa. Tal como nos contó Paco fue construida en el reinado de Felipe II. También realizó el Fort de Bernia y las torres vigías que hay en la costa para defenderse de los piratas berberiscos en el siglo XVI. Los sedimentos que hay en el fondo se han solidificado pues se dejó de utilizar. La zona es muy árida. Recuerdo cuando iba a Xixona en Verano era muy seco. En el barranco de Salinas se pueden ver resto de mineral de hierro que le da un color rojizo.

 

Al subir a la presa nos hacemos unas fotos. Luego almorzamos. Maribel nos degusta con unas pastas de Valladolid,  Nelson con otras traídas de Escocia pues había ido a ver a un médico. Me enseña la camiseta que tiene de un Maratón corrido en Londres en el año 1990. Me cuenta su última carrera en Benidorm de 20 Km.

 Al llegar a la autovía de Alcoy tomamos algo en un bar. Maria José nos cuenta algo de su vida laboral. Trabaja en Elche y muchas veces ha ido comprar