Viaje a las Rías Altas primer capítulo


Viaje a las Rías Altas 
 
 
 

 

Ría de Ortigueira – Ría do Barqueíro – Ría de Viveiro – Ría de Cedeíra. Agosto 2006

                              El viaje a las Rías-Altas partió del campamento base en  el Cercado” de Villabrágima, Valladolid el día 06/08/06. Esta era nuestra quinta travesía. Anteriormente habíamos estado en: el  Canal de Castilla 1997, los Arribes de Duero 2003 y 2004,  y la Ribera Sacra en 2005.

                           Este año venía Cecilia Martín Abad en sustitución de Carolina que había ocupado el sitio de Daniel. Iban Martín Asuero incorporó su furgoneta como es habitual pero esta está  recién comprada. También trae su nueva piragua Prijon con su vela de Nueva-Zelanda. Esta piragua tiene muchos compartimentos estancos. Montxo Martín  Abad aportó  su coche. Incorpora también su piragua comprada junto con Carolina a Iban. Patrick Vaughan Martín  trae su piragua Prijon como ya es costumbre desde los Arribes 2004. Se le intentó poner un pequeño timón para que sea más estable sin éxito. También se lleva la piragua escuela comprada por Montxo y Daniel a Iban. Por ahí hemos pasado todos. El primer dueño fue Andrés Martín Asuero y antes hubo otros.

               En la piscina volcamos la piragua tal como nos habían comentado los que conocimos en los Arribes cuando paseábamos por un pueblo de Portugal. Es necesario si luego ocurre cuando estás navegando, dominar el pánico. Al final se convirtió en una clase de esquimotage o lo que es lo mismo, girar con la piragua cuando as volcado y volver a la superficie sin salir de la misma. Tienes que meter la pala debajo del agua cuando y con el remo dar impulso para luego volver a ponerte en posición normal ya fuera del agua y continuar navegando. La técnica únicamente la domina Iban. Patrick no lo hizo mal lo único es que tiene un poco de claustrofobia. Montxo, Cecilia y yo tampoco lo conseguimos. Todos los primos y sobrinos que estaban viendo el espectáculo disfrutaron. Allí hubo comentarios para todos los gustos lo que Borja inmortalizó con su cámara ese momento.   

                           El día antes de la salida, sábado,  hacemos el acopio de alimento en el supermercado de Medina de Río seco. Por la tarde se estudió en “la panera” el trayecto con los mapas para ver cual iba a ser nuestras etapas diarias. En este lugar de reunión hay fotos en la pared de la travesía del canal de Castilla 1997. Se intenta ubicar a Cecilia como nueva piragüista. Es neófita. Hay una pequeña bronca con Montxo por parte de Iban y Patrick. Le dicen que es un irresponsable.  Este contestó que hay que ampliar el grupo pues así la gente se interesa por este deporte. Comenta que Carolina ahora hace excursiones y se ha apuntado a un grupo de piragüismo.

                           Las rías son pequeños ríos que van a parar al mar. Con el paso del tiempo el mar ha tomado una zona del río y está influido por las mareas. Por ello no se necesita pedir permiso para navegar al ser un bien común. Si quieres navegar por un río tienes que pedir permiso a las Confederación pertinente.

                           Les comento que este año una persona se había ahogado en Alicante y que al mar hay que tenerle respeto. Esta es nuestra primera travesía por el mar. Les recuerdo cuando estábamos navegado por los Arribes en el 2004 y  realmente lo pasé mal pues el viento subió, llovía y había  más olas.  Si volcabas no te podías agarrar a ningún sitio pues estábamos pasando por una zona que era un acantilado. Se observan las fotos vía satélite que Patrick ha sacado. En conjunto se decide que será mejor comenzar por las rías más próximas al atlántico. La elegida será la Ría de Ortigueira en uno de sus márgenes más recogidos, en la zona llamada ría de Ladrido.

               A la mañana siguiente salimos. Ya habíamos montado todo en el jardín de la tía Mariconchi.  Nos despedimos de todos. Nos hicimos unas fotos de despedida con mi madre,  la tía Mariconchi y mi padre. Antes de marchar mi padre había preguntado quien era el capitán. Iban dijo que él. Mi padre fue la última persona que vimos desde Villabrágima. Le dejamos con un adiós desde la furgoneta de Iban en la carretera por el lado que se encuentra la casona.

                            Iban transporta en la baca  de su furgoneta  su piragua y el K2 (dos plazas). En su furgoneta irán también Cecilia y Daniel. Iban se puso un poco nervioso antes de salir. Cecilia se pone detrás. Yo le sugiero que detrás me mareo.  Montxo lleva dos piraguas en su clio, la suya y la de Patrick.  Dentro del coche iría él junto con Patrick.

Tomamos la autovía de A Coruña A-6. Es esa carretera que siempre has visto pasar a los coches cuando van hacia el norte con mucha curiosidad. Está en muy buenas condiciones. El paisaje era verde aunque no tan verde como luego veríamos en la costa. Los túneles con limitación de velocidad a 90. Teníamos la consigna de que a partir de tal Kilómetro haríamos la parada en la siguiente salida de descanso. Lo concertábamos con los móviles cuando llegábamos. A la mitad de  camino hicimos una parada en el Parador del Bierzo. Tomamos algo fuera. Cuando llegamos a Galicia hicimos una parada en un pequeño pueblo. Iban, Cecilia y Daniel esperaron a los demás. El paisaje me recordaba a Irlanda. Aquí los pueblos son muy pequeños los veíamos en el mapa y cuando pasábamos algunas veces era un conjunto de casas junto a  la carretera. Mi primo Iban decía que era consecuencia del minifundio. En Castilla los pueblos son más grandes a consecuencia de la falta del agua.

                            Al llegar a Ortigueira vi que había un anuncio en un puente de la página web http://www.concellodeortigueira.com/.Dejamos los coches y nos fuimos a una marisquería. Allí tomamos pulpo muy bueno. Creo que salio un poco caro, a 12 €. Eso si, era de gran calidad. El propietario nos deleitó con la historia de la gente de Galicia. Nos contó que él no tuvo problemas de dinero pues siempre había tenido un plato de sopa en su casa. Mucha gente había emigrado a Sudamérica y a Europa. La gente que había ido a Suiza había traído dinero. Los que se fueron a Sudamérica no tanto. Nos contó la historia de un señor que se fue a Sudamérica y cuando volvió su mujer le quiso aceptar pero su hija no. Todos los que se habían marchado para allí habían montado centro de hostelería dedicados a la comida. Nos contó que en el pueblo había muy buenos conciertos en verano que viene tanta gente que han tenido que limitarlos un poco.

                            Le preguntamos por las mareas y el tras mirar en el periódico nos la dijo. Después de haber comido bien nos fuimos a la Ría de Ortigueira. Patric le preguntó si había afición por las piraguas en esta ría. Tal como nos dijo el dueño allí no había afición al piragüismo como en la Ría de Barqueiro. Hace mucho tiempo unos lo intentaron pero no cuajó. Este es un deporte practicado minoritariamente en España. Lo empezaron a practicar los esquimales. En la costa Mediterránea se ha empezado a extender pero son de plástico y no tienen recubrimiento. Es como una plancha con forma de piragua.

                            En esta zona las marisquerías son muy abundantes. Parecen como Mcdonalds en algunas ciudades del Este de Europa. La cerveza por antonomasia es la estrella de Galicia

                            La zona estaba llena de eucaliptos. Especie importada  de Australia. Cuando estaba viviendo en Bilbao recuerdo que un profesor comentó allá por los principios de los ochenta que era una zona que se ha plantado en una gran intensidad. Cuando los tienen que cortar hacen un cuadrado y los talan. Luego los repueblan y se nota pues está con un color mas azul. Debajo sólo crecen helechos. Si piensas en los incendios que ha habido este año te puedes hacer una idea. Parece que eso debe de arder como palillos.  Hay otras especies que son más autóctonas  más resistentes al fuego. Están subvencionadas su cultivo lo malo es que no las puedes cortar hasta después de cincuenta años.

                            La primera parada y mirando el mapa de mi primo Patrik era Ladrido. Había gente. La ría estaba con la marea baja. Vi como una familia como  cogía un pequeño barco y daba paseos con él. Mucha gente se estaba bañando. Los coches estaban parados en la carretera que conducía hasta allí. Patrik e Iban dieron una vuelta para ver si podíamos dormir por allí. El sitio no era bueno para acampar. Nos trasladamos a otra zona en el mapa. Al final conseguimos un lugar parecido al otro lado de la ría pero mas hacia el mar. Había un cartel que ponía que estaba prohibido marisquear.  Acampamos en una playa que había a la izquierda según llegabas. Montxo nos preparó una suculenta cena. Como se nos habían olvidado las especias tuvimos que empezar las que Patric le había regalado a Montxo de su último viaje a Tanzania con su novia Italiana. Yo me había olvidado bueno mejor dicho no me había traído  una linterna o frontal y a la hora de fregar como ya no se veía cogí la de Cecilia a lo cual me llevé una bronca por parte de ella. Yo le dije que iba a hacer algo para todos y además Montxo no me había escrito nada en la lista que también le había escrito a ella. La lista constaba de:

Gorra


Calcetines

Crema solar

Plato

Cubiertos

Baso

Chubasquero

Forro polar

camiseta larga

Saco de dormir

Bañadores

Zapatillas

 


 

                            Ella me dijo si es que no pensaba. Esta sería el único encontronazo que tuve con ella. Patric cogió la parte mas grande de la fregasa. A la vuelta de la ría y como ya no tenía luz tuve que subir unas rocas por la peor parte. Tal como vería la mañana siguiente. Se veían cohetes en el otro lado de la ría. Me dijeron que los tiraban los lugareños para espantar los huertos de los jabalís.

                            Nos fuimos a dormir. Iván se quedó en la furgoneta. El  cuando estaba de acampada la guardia civil le puso una multa por acampar en los Pirineos. Nos contó que hace poco le habían puesto otra por coger el cuatro por cuatro de la familia de su novia y salirse de la senda.

                            Por la mañana a primera hora nos contó Iban que había venido La Guardia Civil. Yo le dije que no me extraña que ese lugar tenía una buena entrada para dejar los fardos de droga como en “La Coveta Fuma” en Alicante. En San Sebastián no ocurre eso pues hay muchos acantilados.

                            Me fui a limpiar las cosas del desayuno. Cuando volví me llevé una bronca pues me había puesto a coger moras. Le dije a Montxo que no quería ser la válvula de escape como había sido en otras ocasiones ya que sin no no iba a volver. Me dijeron que debía de estar mas atento y no ir a mi bola.

                            Por fin cogimos las piraguas e hicimos el reparto entre los hermanos. Montxo iría detrás dirigiendo la de dos. Yo llevaría la más rápida. El Porche de las piraguas.  Iban dio una vuelta a una Isla por el lado que está mas pegado al mar. Esta zona se veía que entraba el mar. Los demás arrastramos las  piraguas bordeando la isla por la zona que no cubre. Iban  luego nos dijo que lo había pasado la peor vez en su vida de todo lo que lleva montando en piragua. Tampoco le importa pues se habría ido a una playa en caso de volcar.

                            Yo no podía controlar la piragua. Iba dando tumbos. La marea estaba subiendo. Notaba mucho la corriente. Mi práctica en montar en la piragua se me había olvidado un poco. Iban me ayudó a recordar como se hacía. Llegamos a la playa de Ortigueira Allí nos tomamos un tentempié en el bar Caracas. Nos pegaron una buena clavada. Había kivis como enredaderas.

                            Cecilia preguntó si eso sería tan difícil como ese tramo. Patric le dijo que habíamos estado en la peor parte de toda la excursión. Cuando terminamos nos fuimos justo en frente. Yo salí el primero y claro decir en frente es muy relativo. Tuve que retroceder e ir donde estaban todos..

                            Cecilia, Montxo y yo paramos en un prado. En el prado de la izquierda había vacas. Patric e Iban se fueron más adelante. Iban desplegó su vela. Allí se produjo  la primera bronca pues ellos querían que les siguiéramos. Pero claro nosotros llevábamos la comida. Ellos tuvieron que volver. Patrik se enfadó y discutió con mi hermano aunque no fue todo a más. Comimos y cuando estábamos descansando apareció una señora. Me comentó que el médico le había dicho que tenía que andar decía que esa zona era mejor que Lanzarote. Yo no tenía muchas palabras y se fue. Luego me dijeron que tenía que haber dado un poco mas de conversación. La cosa se calmó y apareció una chica joven  que se puso a tomar el sol. Todos nos quedamos sorprendidos. Creíamos que estábamos en un sitio perdido. Cuando pasó un poco de tiempo y después de que habíamos comido fueron apareciendo más personas. Eso era un lugar concurrido. 

                            Había una mujer que tenía un hijo pero no hablaba Español. Estuvimos hablando con una familia. Nos dieron conversación. Le preguntamos si estaba bien la vuelta y nos dijo que si que era de bajada y que la corriente nos favorecía. En esta zona no hay  fuertes corrientes como en la isla. Luego vimos que así era, lo único, es que el viento estaba en contra. y  dejaba mucho que desear. La marea estaba de bajada. Paramos en una isla donde nos hubiera gustado acampar y por donde habíamos pasado esa mañana pero esta vez con agua. Cuando llegamos al punto donde habíamos acampado remábamos y no avanzabas. Pasabas por zonas donde había remolinos. A duras penas lo conseguimos.

                            Nos pusimos a tomar algo y  vimos que llegaban una pareja despistada que se veían que querían intimidad. El chico llevaba unos prismáticos para observar pájaros. Les perdimos la vista cuando se fueron hacia el lado de la otra playa. Cuando volvieron  Cecilia se puso a cantar la canción “ cuando vengas al sur tienes que echarte un amante” mientras bailaba.

                            Cogimos las cosas y nos fuimos en dirección a la Ría de Vicedo.  Allí acampamos en un lugar cerca de la costa. Era un mirador. La gente venía a contemplar el lugar. Yo me encontraba fatal después del sobre esfuerzo. Tenía todo el hombro dolido  Cuando estaba hablando con mi novia María había dicho que me encontraba mal Mis palabras “estoy mal” fueron muy comentadas aquellos días. No tenía ganas de cenar. Dormí en la tienda junto con Montxo y Cecilia. Montxo me  dio una refriega en la espalda. También se la dio a Cecilia  Iban me dijo que no estaba en forma yo le comenté que cuando haces un deporte o un movimiento muscular ejercitas un músculo que es diferente en cada movimiento tal como había visto en el aparato de ejercicios que tiene mi tío Jose. Yo jamás había llevado una piragua su dirección.

                            Se veía que alguno cogía cosas de la playa. Parecían que estaban mariscando. Llegaron un grupo de jóvenes chicos y chicas en barco todos con sus trajes de buceo  y dejaron a dos en la playa en frente de nosotros. Yo me puse a mirar asta que se dieron cuenta y me miraron. El chico limpió sus capturas y luego se fue. Una señora que iba con un grupo y que yo había visto el día anterior nos dijo que esa zona estaba virgen. Que no la habían cambiado

                            A la mañana yo les dije que no quería montar en piragua. prefería descansar. Había forzado la máquina nos trasladamos a Estaca de Bares. Mas concretamente Bares. Yo este sitio lo había visto anteriormente por Internet http://www1.galiciaparaelmundo.com/asp/espnaturales/0003estacadebare.asp Allí vimos a haciendo mediciones a unos geógrafos tal como luego me dijo Patrik. El sitio había cambiado mucho como nos dijo Iban desde la última vez que vino con su novia. Este comentario también me lo dijo Pilar,  remera del falucho donde yo remo. Aquí es donde el Atlántico se junta con el Cantábrico y hay olas muy altas. Dejamos las furgonetas en frente de unos   restaurantes. La zona de aparcamiento está llena de coches y han puesto una señal que dice que está prohibido poner rulots. Una chica que estaban durmiendo en una furgoneta con matrícula de Valencia con unas amigas me preguntó que hacíamos con las piraguas. Yo le comenté que  las utilizábamos para conocer las rías.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s